Sorteo de la Lotería del Niño. - EFE

Sorteo del Niño: Un empujón para subir la cuesta más empinada

23.11.2016 | 18:58 | |

El sorteo extraordinario de la Lotería del Niño, que simboliza el fin de las fiestas navideñas, repartirá el próximo día 6 de enero 630 millones de euros, un empujón que ayudará a los agraciados a subir la empinada cuesta de enero.

A las doce del mediodía, hora peninsular, en el Salón de Sorteos de Loterías y Apuestas del Estado comenzarán a girar los bombos de este tradicional sorteo que pondrá, un año más, el broche de oro a unas fechas tan entrañables.

La Lotería del Niño 2016 este año repartirá un total de 630 millones de euros, 70 millones más que el año anterior cuando fueron 560.

A diferencia del de Navidad, este sorteo se celebra mediante el sistema de bombos múltiples y dura treinta minutos; además, sigue un guión preestablecido, por lo que no genera tanta incertidumbre.

A lo largo de la historia del sorteo la terminación más afortunada ha sido el cero, que ha caído en 20 ocasiones; seguida del 7 y el 9, que han salido 13 veces. El 3, la que menos.

Los pares son los preferidos del Sorteo del Niño, con 55 veces frente a las 50 que ha acabado en número impar, según un estudio realizado por Ventura24.es.

La comunidad autónoma con más suerte en este sorteo ha sido Andalucía, donde el primer premio ha caído en 35 ocasiones, 10 de ellas en Sevilla.

Le sigue Cataluña, que ha sido agraciada 33 veces, casi todas ellas (27) ha tocado en Barcelona, la segunda ciudad más afortunada tras Madrid (28).

Aunque es difícil determinar con exactitud en que momento comenzó a celebrarse este sorteo, en 1941 se configura con personalidad y denominación propia, hasta convertirse en el segundo en importancia de la Lotería Nacional, según Loterías y Apuestas del Estado.

Pero no es hasta 1966 cuando se denomina oficialmente como Sorteo del Niño y es también en ese año cuando comienza a celebrarse por el sistema moderno o de bombos múltiples.

No obstante, se ha conocido un estudio del investigador Gabriel Medina Vílchez que data los primeros sorteos de la Lotería del Niño a finales del siglo XIX y a iniciativa de la granadina María del Carmen Hernández y Espinosa de los Monteros, duquesa de Santoña, para obtener fondos para un hospital de niños en Madrid.

Según esta investigación, inicialmente se trataba de una rifa en la que también se implicaban directamente los niños.