Las administraciones más míticas para comprar Lotería de Navidad

31.10.2017 | 12:42 | |

El Sorteo Extraordinario de Navidad es uno de esos acontecimientos capaces de sacar a la gente de sus casas y agolparla frente a los establecimientos, en este caso, de la Lotería. La peregrinación se repite año tras año. Y eso a pesar de Internet y la posibilidad de adquirir el décimo desde casa.

Pero son pocas las administraciones agraciadas por la diosa Fortuna. En ellas toca sí o sí, y las largas filas de multitudes de vecinos y foráneos que esperan su turno para comprar el décimo así lo atestigua.

Los cuatro establecimientos más emblemáticos en cuanto a repartición de premios son La Bruja de Oro en Sort (Lleida), Doña Manolita en Madrid, Valdés en Barcelona y la lotería Ormaechea en Bilbao.

La Bruixa d'Or

La Bruixa d'Or es la administración que más boletos vende. Y a pesar de que más del 85% de las ventas se hacen en la web, no faltan los entusiastas dispuestos a esperar la cola. El propietario, Xavier Gabriel, fue pionero a la hora de estrenar la Lotería de su pueblo en la Red.

Xavier tiene escrito un libro con 111 consejos para emprendedores y prólogo de Artur Mas, y no duda en desvestir las claves de su éxito de toda áurea misteriosa: ?no creo en la suerte: no existe?, dice el empresario. Ello no impide que la Bruixa d'Or haya repartido más de 30 grandes premios desde 1994. Entre ellos, los tres `Gordos? de la Lotería de Navidad.

Doña Manolita

En Madrid, el establecimiento de la lotería de renombre universal lleva la firma de Doña Manolita. Y es que nunca falla: todos los años alguno de sus cupones resulta premiado. ?La suerte es la suerte?, decía la lotera más afamada del mundo. Claro que los 67 millones de décimos que la administración vende al año, suponemos, también ayudan.

Entre los premios repartidos por Doña Manolita, figura el Tercer Premio del Sorteo de Navidad y parte de los cuatro Quintos del año pasado. El Gordo cayó en el 2007, y el Segundo y un Quinto en el 2010. En 2009, vendió 20 décimos del «Gordo» y parte de un Quinto.

No es raro por ello que la mítica administración reciba a los cazadores de suerte de todo el mundo y que las colas que desbordan el local formen ya un elemento clásico del paisaje urbano del centro madrileño.

Lotería Valdés

En la popular Rambla barcelonesa se ubica Lotería Valdés, otra de los pesos pesados en cuanto a reparto de premios. Fundada en 1905, solo tardó un año en vender un décimo premiado en el sorteo extraordinario y no fue hasta 1935 cuando dio el primer ?Gordo? de su historia. Desde entonces, hasta sus puertas llegan compradores venidos de todos los puntos geográficos.

Ormaechea

La administración Ormaechea lleva más de medio siglo de existencia repartiendo premios y alegrías en el centro de Bilbao. Y es que las tres generaciones de la familia ostentan un récord ejemplar: más de un centenar de premios ?Gordos? repartidos, con un promedio estadístico de dos por año desde sus orígenes. El Gordo de Navidad cayó en 1986; en 1990 y 2002 el segundo premio y, hasta el día de hoy, muchos quintos y terceros premios.