Puestos de la Lotería de Navidad en la Puerta del Sol. - EFE

Comprar décimos a los loteros de la Puerta del Sol, una tradición navideña en peligro

06.12.2017 | 10:12 | |

El ambiente navideño se respira ya en la Puerta del Sol de Madrid. Además del alumbrado y el típico árbol de Navidad, los puestos ambulantes de lotería marcan esta típica estampa.

Son muchos los españoles que aprovechan el puente de la Constitución para visitar la capital. Al pasar por la céntrica Puerta del Sol no pueden resistirse a la llamada de dichos vendedores ambulantes de Lotería de Navidad. Por eso, en la mayoría de hogares hay siempre décimos procedentes de estos puestos.

Los vendedores se instalan con sus décimos en las zonas de la plaza donde creen que van a tener más visibilidad, que son fundamentalmente las proximidades de la calle Mayor, Preciados, Carmen y Montera.

Sin embargo, desde el pasado 24 de noviembre, coincidiendo con el encendido de las luces navideñas, todos los viernes, sábados, domingos, festivos y vísperas de festivos tendrán que colocarse en fila junto al carril bici que discurre bajo la Real Casa de Correos.

Esta medida, que se prolongará hasta el 7 de enero, forma parte del dispositivo ideado por la Policía Municipal de Madrid para evitar la saturación de peatones en la Puerta del Sol y alrededores durante la campaña de Navidad.

En años anteriores, los loteros habían recibido esta misma instrucción pero limitada a los días del puente de diciembre.

Por este motivo, muchos de ellos como José Antonio, que lleva ocho años vendiendo lotería de Navidad en la Puerta del Sol, creen que las actuales medidas son "exageradas". "Cada vez son más estrictos", lamenta.