El Sorteo del Niño se celebra desde 1941. - EFE

Las diferencias entre la Lotería del Niño y la de Navidad

03.01.2018 | 10:11 | |

Las diferencias entre la  Lotería de Navidad y la del Niño son muchas. Este sorteo es muy esperado por los que se quedaron sin nada el 22 de diciembre. De hecho, un 30% de los agraciados en el Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad reinvierten una media de 20 euros del premio en el del Niño, que se celebra el 6 de enero, según un estudio de Ventura24 sobre los hábitos de compra de lotería por Internet.

Desde la cuantía que uno puede recibir por boleto, hasta las posibilidades de que te toque o no, las diferencias son significativas, inclusive en los bombos, que no tienen nada que ver con el primer sorteo. 

Así, la lotería de Navidad reparte el doble de dinero que la del Niño, por lo tanto el premio 'Gordo' es más gordo en la primera ocasión.  El Sorteo del Niño reparte 200.000 euros por décimo y por tanto 2 millones de euros a la serie mientras que el Gordo de Navidad distribuye 400.00 por décimo, lo que representan 4 millones por serie de números. A esto hay que sumar que el Gordo reparte un segundo premio de 750.000 euros, y un tercero que llega a los 250.000 euros, a la serie.

Por otro lado, la pura matemática pone de manifiesto que el Sorteo del Niño reparte menos dinero pero más veces que su tradicional predecesor. Fuentes de la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE) han señalado, en más de una ocasión, que en el tradicional sorteo de enero existen tres reintegros (un 30% de posibilidades de que te toque), mientras que en el del 22 de diciembre hay uno, el de 'El Gordo' (tan solo un 10%). 

Esto se traduce en que del 70% de lo recaudado en el sorteo navideño, el 60% se va a premios. En cambio, en el caso de la Lotería del Niño, al triplicarse la cantidad de reintegros, las posibilidades de que toque la devolución aumentan.

Además, el Estado, en el sorteo del próximo día 6 de enero, recaudará bastante menos dinero que en el de Navidad. Es tan simple como que el Niño emite muchos menos números que el anterior, por lo que, en proporción, el dinero recaudado es menor. Así,  la consignación varía de 900 millones a 3.200 millones, respectivamente.

Finalmente, otra de las grandes diferencias entre ambos sorteos se encuentra en los bombos utilizados al emitir los números premiados. En el sorteo de Navidad se utiliza solamente dos bombos, de uno de ellos salen los números y el otro indica el premio otorgado a dicho número.

En el sorteo del día de Reyes, se utilizan bombos múltiples para extraer los números, un bombo para cada una de las cinco cifras que conformaran el número afortunado. Cada bombo arroja una bola que se corresponde con la decena de millar, unidad de millar, centena, decena y unidad, respectivamente. La cuantía del premio viene determinada en otro bombo.

Noticias relacionadas